Jon Rahm, tocado por los dioses; “Feliz Semana Santa y Feliz Cumple, Seve”,

Enhorabuena a nuestro compañero de la PGA, Jon Rahm, por convertirse en el sexto español en ganar la Chaqueta Verde y el primer europeo y español en ganar un Masters de Augusta y un US. Open.

“Ese dato no lo sabía. ¿Si? No me lo puedo creer!, Jon Rahm

El vasco logra la sexta Chaqueta Verde para España, la primera en su marcador particular, y se une a los cuatro grandes españoles: Seve Ballesteros (80 y 83), José María Olazábal (94 y 99) y Sergio García 2017. Y además, número 1 del mundo. Y el segundo español con dos Majors diferentes: Seve 3 The Open (79, 84 y 88).

“Aitá, menó mal que has venido. Que casi no ibas a venir. Uff si no llegas a venir”, fueron las palabras de Rahm a su padre, también visiblemente emocionado

En el green del 18 estaban ya esperándole miles de aficionados puestos en pie, su mujer Kelly u sus hijos, su padre Edorta y José María Olazábal, con quien se dio un profundo abrazo.

El público que se agolpaba en el hoyo 16, el Par3 donde Seve hizo historia en su segundo Masters con aquel salto de rana que dejó en el green y que hoy se ha convertido en una tradición, se levantó en masa para aplaudir la llegada de Rahm y también en recuerdo del gran Seve. Y no es que queramos resucitar una y otra vez al de Pedreña, es que un día como hoy le sentimos más y más cerca.

El día que Seve hubiera cumplido 66 años no podría fallarle al jugador de Barrica, un frikkie de  la historia del golf (como él mismo se define), admirador de Seve y de su historia, Jon Rahm, elegido este año el Mejor Deportista español de 2022 y que el próximo 18 de abril recibirá dicho galardón de manos de su Majestad Felipe VI.

El León de Barrica devoró sin piedad al americano Brooks Koepka sobre todo a partir del hoyo 7 de la ronda final, el hoyo talismán de Rahm toda esta semana. Tanto en los 13 hoyos que tuvo que jugar el domingo por la mañana, el 7 fue clave para comenzar la tercera ronda suspendida fue el primer clavo para el americano, con el birdie de Rahm y el bogey de Kopeka.

A partir de ahí fue un tenso mano a mano que terminó con Brooks dos golpes por delante del español. Y la ronda final comenzó realmente en el hoyo 4, cuando ambos salieron con el empate en el marcador. Y fue entonces cuando Brooks siento el aliento de la fiera en su cogote, como cuando Seve hacía temblar a sus enemigos sólo con mirarlos en el Tee del 1.

Rahm pisaba fuerte sobre los greenes de Augusta con esa magia en los hierros y en el putt que tan bien describió José María Olazábal el viernes. “¿Qué que tenemos los españoles que se nos da tan bien Augusta? La magia de los hierros y tener medida la distancia y el acierto en los approach alrededor del green y la sensibilidad del putt; y además Rahm tiene la distancia. Lo tiene todo”,

Si a eso le añadimos la fuera mental que ha exhibido toda la semana (tras comenzar el torneo con un Doblebogey el jueves al 1. ¡Quién lo iba a decir!) pero especialmente estos 30 hoyos finales del domingo, Rahm roza la perfección. Su nombre ya está grabado en el trofeo del Masters junto a Grandes como Seve, Palmer, Nicklaus, Olazábal, Player, Langer, Faldo, Watsom, Hogan…. Y tanto otros. Y el año que viene tendrá una taquilla con su nombre en ese “locker room” en el que cada año, después de la Cena de Campeones, Olazábal se siento unos minutos a reflexionar, a recordar tanto y tantos momentos, y quizá a hablar también con él. El año que vienen tendrán muchas cosas que contarse. Y quizá le escriba un mensaje en su taquilla como el que recibió JoséMari de Seve en 1994: “Fuenterrabía, tienes todo lo que hay tener para ganar”.

Conoce más noticias